Search
  • Marissa Galvan

Propio 7: 21 de junio de 2020



PRELUDIO: Escuche «Know that God is Good» (Yo se, bueno es Dios) GtG 659 y trate de cantar con la traducción provista.

Yo se, bueno es Dios.

Yo sé, bueno es Dios.

Yo sé, bueno es Dios;

bueno es Dios; bueno es Dios.


LLAMAMIENTO A LA ADORACIÓN (Basado en Salmo 86,1-10)

¡Dios, tú eres toda bondad y misericordia, abundante en perdón para con todas las personas que te invocan! Tú, oh Dios, escuchas nuestras oraciones y atiendes nuestras súplicas. No hay nada que sea más grande que tú. No hay obras que se comparen con las tuyas. Todas las naciones que has hecho vendrán y adorarán delante de ti, y glorificarán tu nombre. Porque tú eres grande y haces maravillas; sólo tú eres Dios.


HIMNO: Escuche y cante el himno «Señor, mi Dios, al contemplar los cielos» EHP 12.


CONFESIÓN (MGV)

Señor, escucha a tu pueblo… imperfecto, rebelde, pecador…

Somos tu creación y tú nos creaste majestuosa y hermosamente… con todos los colores, en tu imagen. Los mismos huesos, la misma sangre.

Más sin embargo… aunque nos creaste para ser hermanas, hermanos, familia, reino…

rechazamos tu regalo de amor y de gracia…

vivimos en la ceguera del prejuico…

buscamos nuestro propio beneficio…

o no hacemos nada… mientras que otras personas sufren en el desierto… anhelando providencia.

Perdónanos, Dios de Sara y de Agar…

Perdónanos, Dios de maestres y de discípules…

Perdónanos, Dios de esclaves y de señores…

y haznos hermanos y hermanas…

Haznos tu reino.

Haznos familia. Amén.


PERDÓN Y PAZ (Basado en Romanos 6,1b-2; 10-11)

«¿Continuaremos en pecado para que la gracia sobreabunde? ¡De ningún modo! Quienes hemos muerto al pecado ¿Cómo viviremos aún en el? Porque por cuanto Él murió, murió al pecado de una vez para siempre; pero en cuanto vive, vive para Dios. Así también consideren que han muerto para el pecado, pero viven para Dios en Cristo Jesús». Estas son las buenas nuevas del evangelio: en Jesucristo recibimos el perdón por nuestros pecados.


Comparta la paz: Piense en alguna cosa que le haya dado paz durante este día. Comparta ese sentimiento de paz con alguna persona o a través de algún medio social.


ORACIÓN DE ILUMINACIÓN (MGV)

Dios, escuchamos tu palabra sabiendo que es poderosa y que cambia vidas. Abre nuestras mentes y nuestros corazones. Transforma nuestras mentes y nuestros corazones. Y llénanos con palabras, para que podamos consolar, para que podamos ser profetas, y para que podamos edificar tu familia en esta tierra. Esto lo pedimos en el nombre de nuestro Maestro, Jesucristo, nuestro Señor. Amén.


CRECEMOS EN EL AMOR DE DIOS: Si puede, lea la historia "A Family Changes Its Shape" (Una familia cambia) en la Biblia Growing in God's Love. Está disponible en inglés en www.pcusastore.com.


ESCRITURA: Génesis 21, 8-10 (RVA 2015)

8 El niño creció y fue destetado. Y Abraham hizo un gran banquete el día que Isaac fue destetado. Sara vio al hijo de Agar la egipcia, que esta le había dado a luz a Abraham, que se burlaba. 10 Por eso dijo a Abraham: —Echa a esta sierva y a su hijo, pues el hijo de esta sierva no ha de heredar junto con mi hijo, con Isaac.

REFLEXIÓN: Nuestro llamado al hermanamiento (Rvda. Marissa Galván Valle)

La historia de Sara y Agar ha sido descrita en algunas ocasiones como una simple pelea entre dos mujeres celosas. Como la pastora Debbie mencionó la semana pasada, Abraham y Sara recibieron una promesa de Dios: la pareja tendría un bebé. Esta promesa fue una reafirmación de una promesa que Dios había hecho antes. Sara se había puesto un poco impaciente con Dios y decidió hacer algo al respecto: ella le dio a Abraham su esclava egipci, Agar, para que pudiese darle un hijo llamado Ismael. Esto fue como un plan b… por si acaso lo otro no sucedía.

Sara y Agar fueron mujeres durante un momento en que ambas estaban en peligro por su sexo. Esto significa que una mujer estaba en una posición más frágil que un hombre. Sara sabía esto en carne propia. Ella era una mujer infertil, así que no tenía valor para Abraham, porque una de las cosas más importantes que podía hacer una mujer era preservar la herencia y el legado de la familia por medio de tener hijos. También era una pieza de negociación, usada por Abraham en varias ocasiones para conseguir el favor de los jefes y aún del faraón, a quien fue dada para conseguir protección y riquezas para su familia.

Es irónico entonces, que una mujer que conoce el dolor, la fragilidad y la incertidumbre, escoge utilizar el poco poder que tiene para oprimir a otra mujer que tiene menos poder que ella.

Agar, la esclava egipcia, entra en la historia de Abraham y Sara en Génesis 16. Su presencia trata de explicar la relación familiar contenciosa entre el pueblo de Israel y los ismaelitas. Sin embargo, aunque Sara es la matriarca de su familia, Agar es una esclava. Aunque Sara pertenece a su familia, Agar es una extranjera. Aunque Sara disfruta de la prosperidad de su casa, Agar depende totalmente de Sara para poder vivir. Mientras Sara tiene algún poder sobre su cuerpo, Agar puede ser ofrecida al esposo de su ama para tener un bebé. Aún su nombre, «HaGar» nos demuestra cuán invisible e impotente es. Es un nombre de hombre que significa «forastero» o «desconocido». Y cuando ella se atreve a mirar a su ama con desprecio… ella es vista como una criada malcriada.

En Génesis 21,8-10, vemos que Dios ha cumplido su promesa. Isaac nace y, mientras celebran, Sara ve a Ismael. Aquí, es interesante como funcionan las traducciones bíblicas: En la Palabra de Dios para todos, dice que Ismael estaba jugando con Isaac. En otras versiones se dice que Ismael se burlaba, pero no dice de quién. En las únicas dos versiones que dice que Ismael se estaba burlando de Isaac son en la Reina Valera del 60 y en la Dios Habla Hoy. Sin embargo, aunque Ismael, un niño, estuviese haciendo niñerías… Sara reaccionó más allá de lo esperado. Ella vio la oportunidad para ejercer su poder e hizo algo totalmente inmerecido e incorrecto: «Echa a esta sierva y a su hijo, pues el hijo de esta sierva no ha de heredar junto con mi hijo, con Isaac».

Wilda C. Gafney, en su Womanist Midrash, nota que Sara tiene otra opción. Ella dice que Sara sirve como una advertencia, dando testimonio de la tentación de ejercitar cualquier privilegio que tengamos sobre otra persona, en vez de defenderla de un peligro compartido. Sara usa su privilegio para poner a Agar y a Ismael en peligro. Gracias a Dios, Dios tiene un plan y una promesa, no sólo para Abraham… sino también para Agar.

Gafney comparte esto, reflexionando sobre las palabras de Renita Weems sobre la historia de Sara y Agar en su libro Just a Sister Away. En el, ella nos desafía diciendo que todas somos hijas de Agar… todas necesitamos a una mujer, no para oprimirnos, sino para que sea nuestra hermana.

Ella lo dice mejor de lo que yo puedo decirlo… y esta es mi traducción de sus palabras: En esos momentos solo nos separa una hermana de obtener sanidad. Necesitamos a una mujer, a una hermana, que pueda ver en nuestra miseria una imagen escabrosa de lo que un día podría ser su historia. Necesitamos una hermana que nos responda con misericordia. Necesitamos una hermana cuya misericordia genuina—que no es lástima que es episódica, aleatoria, y de carácter cambiante—es firme, consistente y gratis.

Yo creo que como pueblo, tenemos una opción. Como comunidad, tenemos una opción. Como nación, tenemos una opción. Quienes tenemos una educación, un hogar… quienes sabemos más de un idioma, que tenemos un poquito más de dinero, que tenemos estabilidad, que tenemos acceso al Internet, a computadoras, que tenemos comida tres veces al día en la mesa… tenemos una opción. Necesitamos ser hermanas y hermanos. Necesitamos siempre optar por el hermanamiento, por ser la familia que Dios quiere que seamos. Necesitamos apartarnos de la tentación de las nimiedades, de la naturaleza humana de oprimir porque sentimos que nos han oprimido o porque pensemos que otras personas merecen ser oprimidas, o basicamente porque alguien nos cae mal o porque no piensa lo mismo y le tenemos miedo. Necesitamos poner un alto a esta locura de pensar que todos somos como Sara… personas sin conciencia que no se dan cuenta de que toda persona es parte de estos sistemas de opresión y racismo que afectan a todo el mundo. Como dice 1 Corintios: «De manera que si un miembro padece, todos los miembros se conduelen con él; y si un miembro recibe honra, todos los miembros se gozan con él».

Todas necesitamos hermanas… y todas necesitamos ser hermanas. Así que esta es mi petición: Dios… te pedimos que nos hagas familia para que podamos demostrar esa misericordia genuina y demandar misericordia genuina de toda persona que es cruel, vengativa, racista y prejuiciada… pidiendo una misericordia que sea fiel, consistente y gratis e incondicional. Que así nos ayude Dios. Amén.


HIMNO: Escuche el himno «Amor de Dios / O Love of God» escrito por Bob Hurd, Pia Moriarty, Ana Victoria Demezas y Jaime Cortez. Texto y música © 1994, 2000, Bob Hurd y Pia Moriarty. Publicado por OCP. Todos los derechos reservados.


ORACIÓN DE INTERCESIÓN: Tome tiempo para pensar en peticiones de oración, tanto suyas como de otras personas en su vida y tome tiempo para orar por ellas. Ore por las situaciones en su hogar, su comunidad, su ciudad, su país de origen, otros países del mundo que enfrentan situaciones de dificultad y el país en donde vive.


HIMNO: Escuche y cante la canción «Somebody's Hurting My Brother», compuesta por Yara Allen (c) Yara Allen. Todos los derechos reservados. Hemos incluído una posible traducción para cantar.

Lastiman siempre a mi hermano, (hermana / vecino)

y ya, no debe seguir;

y ya, no debe seguir;

y ya no debe seguir.

Lastiman siempre a mi hermano

y ya, no debe seguir

y ya no habra quien mandé a callar.


BENDICIÓN

Que el camino que Dios ha creado,

se levante a encontrarse contigo

Que Dios te cuide y te bendiga,

que brille su luz sobre ustedes,

y les de su paz.

4 views

Recent Posts

See All

A New Way of Singing

Para ver este post en español, puede ir aquí. Exodus 15: 20-21 20Then the prophet Miriam, Aaron’s sister, took a tambourine in her hand; and all the women went out after her with tambourines and with

© 2020 by Beechmont Presbyterian Church

Beechmont Presbyterian Church | 417 W. Ashland Avenue | Louisville KY 40205